¿Por qué limpiar nuestra nevera?

La mayoría de las personas creemos que debemos limpiar el interior del frigorífico cuando se nos cae algo dentro, pero esto no es así, existen varios argumentos para tomarse muy en serio la limpieza de nuestro frigorífico:

  • Nuestra nevera o frigorífico es el segundo lugar mas contaminado de nuestro hogar.
  • Todos los envases donde se almacenan nuestros alimentos podrían estar llenos de bacterias fecales debido al transporte de los mismos.
  • Los pescados y mariscos desprenden la bacteria de Aeromonas hydrophila. 
  • Tanto los productos lácteos, las carnes o embutidos pueden soltar en nuestra nevera la bacteria Listeria monocytogene.
  • Llenar en exceso nuestro frigorífico también es un causante ya que la temperatura no llega a ser la adecuada para nuestros alimentos y pueden desprender bacterias o restos que el ser humano no es capaz de percibir.

Existen muchas más razones y motivos por lo que deberíamos tener una limpieza constante de nuestra nevera, no obstante ahora que ya conocemos un poco más sobre los «peligros» que guarda nuestra nevera pondremos 2 tipos de limpieza para nuestro frigorífico que nos ayudaran a tenerlo en perfectas condicione.

Mantenimiento y limpieza de nuestro frigorífico

  • Para realizar nuestro mantenimiento o limpieza de frigorífico no es necesario desenchufarlo.
  • No debemos utilizar ningún tipo de producto químico en el interior ya que esto e perjudicial para la nevera, además de que puede llegar a generar malos olores.
  • Para la limpieza de nuestra nevera podemos utilizar productos naturales, como por ejemplo agua tibia junto con jugo de limón.
  • Una vez aplicado nuestro producto natural, tenemos que dejar actuar el producto unos minutos y luego con una bayeta y agua proceder a limpiar el producto.

Limpieza en profundidad del frigorífico

  • Esta limpieza se tiene que realizar mínimo una vez al año.
  • Es necesario desenchufar la nevera para que se descongelen posibles placas y se vaya la humedad de las paredes, en caso de tener congelador se tendrá que eliminar la escarcha del mismo.
  • Retirar y tirar todos los alimentos que no se vayan a consumir en un corto periodo.
  • Desmontar y retirar todos los accesorios y cajones del frigorífico.
  • No utilizar producto químicos agresivos para nuestra nevera.
  • Para la limpieza del interior, sus baldas, cajones y juntas se puede utilizar vinagre diluido en agua tibia y dejar actuar vario minutos tras su aplicación.
  • Una vez tenemos nuestro interior limpio hay que proceder a la limpieza trasera, con un cepillo o pincel limpiar todas las zonas y rincones y aspirara el polvo y suciedad acumulada.
  • Por último, convendría poner un ambientador natural como la mitad de un limón o café para que absorban los posibles olores que se puedan generar con el tiempo.
error

Síguenos y entérate de todas las novedades

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad